El principio del tiempo / Opinólogía / Sobre memetic warfare y elecciones

Sobre memetic warfare y elecciones

Por: Fausto Carbajal



No son algo nuevo. Tampoco son algo necesariamente trivial, como pudiera parecer a primera vista. Y su empleo no resulta en lo absoluto neutral. Los memes son un claro ejemplo de lo que significa hoy en día el uso de palabras, imágenes y símbolos para influir en las actitudes y opiniones del público-objetivo y, en última instancia, para moldear su comportamiento.

Un caso paradigmático es el famoso Pepe the Frog, cuya utilización por parte del movimiento Alt-right benefició considerablemente la candidatura de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos.

Foto: Twitter / @donaldjtrumpjr
Foto: Twitter / @donaldjtrumpjr

De igual forma, los memes han sido utilizados como una forma para desmoralizar o desprestigiar a la otra parte. En la siguiente imagen, por ejemplo, se puede ver a un -supuesto- comandante de la organización terrorista Daesh posando con su nuevo uniforme militar. No pasó mucho tiempo para que en Twitter se le comparara con un kebab, o lo que para el caso mexicano vendría siendo un enorme trompo de tacos al pastor. La broma estuvo en la red por semanas; a este comportamiento se le denomina “persistencia”, es decir, la medición de la efectividad de un meme a través de dos variables: la intensidad de su reproducción, y su duración en la “memoria” de las redes sociales.

Foto: Metro.uk
Foto: Metro.uk

Mediante el uso de memes, un actor trata de insertarse en un diálogo político, alimentar una narrativa, y apropiarse de un espacio psicológico. Es cuestión de que se plante un meme en una red social para que el ambiente contribuya a su reproducción, voluntaria o involuntaria, por parte de miles de usuarios.

Los memes tienen la característica de que no pueden ser atribuibles a alguien. Por lo tanto, en caso de resultar falsos o imprecisos, no representan un costo en términos de credibilidad. También poseen la peculiaridad de que parecen naturales, auténticos e ingeniosos; lo que explica la tracción que pueden tener en la gente: la propaganda sirve en la medida en que no se le identifique como propaganda.

Así pues, estimad@ lector(a), si retuitea o comparte algún meme, sepa usted que puede estar contribuyendo de manera involuntaria a una variante en la guerra de las ideas. Esto adquiere particular relevancia, ya que es muy probable que veamos cada vez más memes alusivos a la política, conforme vayamos entrando de lleno en la contienda electoral del siguiente año. Los votantes indecisos serán el segmento de la población al que seguramente se concentrarán los “bombadeos meméticos”.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Fausto Carbajal

Internacionalista por la Universidad Iberoamericana. Cursó la Maestría en Estudios de Guerra por el King ìs College London, Gran Bretaña. Se ha desempeñado en el servicio público, particularmente en las Secretarías de Relaciones Exteriores y Gobernación.

Te puede interesar

#Opinólogo

Los memes y la guerra electoral que viene

Comparte en WhatsApp El incremento de usuarios en las redes sociales aumenta cada día, sobre ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>