El principio del tiempo / Opinólogía / ¿Son como nosotros?

¿Son como nosotros?

Por: Iñaki Berenzon


 

A pesar de sus enormes diferencias políticas, los tres candidatos presidenciales comparten una estrategia electoral similar: todos quieren mostrarse sencillos, humildes y naturales ante la ciudadanía. Así, vemos cotidianamente a José Antonio Meade, candidato del PRI, haciendo campaña en vuelos comerciales u observamos en un video a López Obrador cortándose el cabello. Ricardo Anaya, abanderado del Frente, no se queda atrás: hace poco nos contó, a través de Twitter, que suele llevar a sus hijos a la escuela.

Evidentemente, cuando salió la foto de Juana Cuevas, esposa de Meade, en el supermercado, el PRI reveló su estrategia: sus asesores quieren que veamos a Meade como un ciudadano más, como un mexicano de a pie. Lo mismo intentó López Obrador cuando compartió el video en el que le canta las mañanitas a su esposa, Beatriz Gutiérrez Muller, en un restaurante sencillo. Y Ricardo Anaya hizo lo propio cuando entonó, al lado del perredista Juan Zepeda, la famosa canción ADO, interpretada por Álex Lora.

Pero ¿Realmente son como nosotros? ¿Meade, Anaya y AMLO son mexicanos de a pie?

Foto: cunadegrillos.com
Foto: cunadegrillos.com

Es evidente que no. En realidad, los tres candidatos pertenecen a la élite política mexicana. En donde se presentan, reciben trato preferencial. Se relacionan con artistas, empresarios, líderes sindicales y periodistas famosos. Sus preocupaciones y actividades cotidianas, evidentemente, no son similares a las del resto del país.

AMLO, por ejemplo, suele ocupar avionetas privadas para trasladarse en sus giras por el país ¿Cuántos de ustedes se han subido a un avión privado? De igual forma, Meade, en las cinco veces que fue secretario de Estado, usó helicópteros del gobierno para llegar a sus destinos. Y Anaya, como él mismo admitió, envió a su familia a vivir a Atlanta por un largo periodo de tiempo para que sus hijos aprendieran inglés ¿Cuántos de ustedes se han ido a vivir por años a otro país para aprender un idioma? ¿Cuántos han usado un helicóptero como medio de transporte?

Foto: Twitter.com / @RicardoAnayaC
Foto: Twitter.com / @RicardoAnayaC

En suma, es claro que los candidatos presidenciales no son como nosotros. Por ello, cuando suben sus fotos en el metro o comiendo garnachas en un puesto de banqueta, se vislumbran irreales. Es difícil que les creamos. Es obvio que Meade no cancelará sus giras de campaña por hacer el súper en Walmart. Y también es evidente que AMLO, cuando fue Jefe de Gobierno, no lavaba los platos antes de salir de su casa. Anaya, por su parte, lleva a su hijo a la escuela cuando no tiene entrevistas mañaneras en la televisión o viajes importantes. O sea, cuando puede, que es casi nunca.

Pero, aunque su supuesta humildad o sencillez sea falsa, sinceramente es mejor que lo que tenemos hasta ahora. Durante este sexenio, el presidente Peña Nieto y su familia, en ningún momento, intentaron mostrarse como nosotros. Fue, de hecho, todo lo contrario. Gobernaron un país con 53 millones de pobres desde sus Suburbans, estacionadas afuera de la Casa Blanca de las Lomas de Chapultepec, arropados con sus trajes y vestidos de diseñador.

Foto: Twitter.com / @lopezobrador_
Foto: Twitter.com / @lopezobrador_

Los viajes de Peña Nieto y su familia rayaron en la grosería. Cotidianamente, vacacionaban en Punta Mita, Nayarit, en un exclusivo fraccionamiento construido para multimillonarios. Peña Nieto y su familia descansaban en el mismo fraccionamiento donde se hospedaron celebridades de la talla de Kim Kardashian, Charlie Sheen y Sofía Vergara. El condominio donde vacacionaba la familia presidencial es estrictamente vigilado. Los residentes, fanáticos del golf, como Peña Nieto, pueden dormir tranquilos: sus automóviles Ferrari y Lamborghini siempre estarán cuidados.

De nuevo, aunque la sencillez de los candidatos presidenciales sea falsa, se trata de un paso en la dirección correcta. Los desgarradores niveles de pobreza y desigualdad en México le exigen a la clase política mayor empatía con la sociedad. Sí, AMLO, Meade y Anaya no son como nosotros, pero no está demás que intenten parecerlo.

Necesitamos construir una nueva clase política, que se muestre cercana y empática a los problemas sociales.

Los verdaderos líderes del mañana serán aquellos que logren mostrarse como mexicanos de a pie. El caso contrario lo vivimos con Peña Nieto. Durante estos ya casi seis años, el mandatario nos restregó en la cara que él no es como nosotros, que él no es parte de “la prole”. Nos recordó que puede comprarse mansiones valuadas en dólares mientras millones no pueden llevar un pan a su mesa. Sus hijas demostraron que preferían posar para las revistas de espectáculos que contribuir, desde su trinchera, a la transformación del país. La Primera Dama, Angélica Rivera, jamás se paró por un supermercado. La familia presidencial ni siquiera intentó disimular su poder y riqueza. A la inversa, nos lo presumieron.

Celebro, sinceramente, esta estrategia electoral que comparten los tres candidatos. Es claro que cortarse el cabello, llevar a los niños a la escuela o ir al súper no son grandes hazañas. Pero son muestras de solidaridad. Ojalá que esta estrategia de campaña se traduzca en un nuevo estilo de ejercer el poder. Espero que no sea sólo una estrategia de marketing sino, más bien, el reflejo de una nueva actitud de los gobernantes hacia los ciudadanos. México, un país sumido en la violencia, el hambre y la corrupción, requiere, por lo menos, de gobernantes solidarios y empáticos. Enhorabuena.

Las ÍES de Iñaki

  • La semana pasada se presentó en los medios la nueva plataforma Oraculus. Se trata de un portal que pretende publicar información electoral de alta calidad. Tienen análisis estadísticos de las encuestas electorales y del avance de las firmas de los candidatos independientes. Si quieren estar al día con las elecciones de 2018, entren a Oraculus.mx. Se los recomiendo ampliamente.
  • El Bronco está muy cerca de cumplir con todos los requisitos para estar en la boleta presidencial. Es difícil que el gobernador de Nuevo León se convierta en presidente de México, pero su participación puede mover el tablero. Con el Bronco, Anaya y Meade se frotan las manos. Y AMLO debería preocuparse.
  • Un fantasma recorre México…el fantasma de los rusos. Se especula de una probable intervención del mandatario Vladimir Putin en las elecciones mexicanas, como ocurrió hace dos años en la elección presidencial de Estados Unidos. Sin embargo, antes de darle valor a este rumor, habría que responder lo básico: ¿Para qué querrían los rusos intervenir en México? ¿Realmente somos un punto estratégico en la geopolítica rusa?

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Iñaki Berenzon

Chilango orgulloso. Amante de la cerveza oscura. Estudiante de Política y Administración Pública en El Colegio de México. Su mayor pasión: la política. Lo segundo más importante: el fútbol. Interesado en temas de gobierno abierto, violencia y democracia en México. Ha colaborado como asesor en comunicación política en diversas instituciones públicas y privadas a nivel federal y local. Prefiere convivir con locos y tiene miedo de las oficinas. Para escribir, como Óscar Wilde, cree que sólo hay dos reglas: tener algo que decir y decirlo.

Te puede interesar

#Opinologos

Reflexiones finales: elecciones 2018 desde la perspectiva distrital

Comparte en WhatsApp En la anterior entrega ya hemos compartido con ustedes la importancia de ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>