El principio del tiempo / Opinólogía / Terremoto en la conciencia

Terremoto en la conciencia

Por: Emma Rubio



México ha sido sacudido. Mucho se ha hablado de lo acontecido y aún seguimos en shock. Quienes vivimos el terremoto de 1985 hemos sido sujetos de la reminiscencia y muchas cosas se han despertado de ese pasado funesto y quienes nunca habían experimentado una situación de esta índole la han considerado una de sus más fuertes experiencias de vida.

Ahora, como hace 32 años, la sociedad civil ha salido a las calles a tender su mano de cualquier modo posible. Imágenes van y vienen que retratan la bondad humana en medio de la catástrofe. Es justo este el México del que quiero ser parte. Este México que sabe organizarse, desdoblarse para pensar en los otros y llorar por el dolor de aquel que ni siquiera conoce.

Foto: debate.com.mx
Foto: debate.com.mx

¿Se dan cuenta de quiénes en verdad tienen el control de esta hermosa Nación? Una vez más la ciudadanía superó al gobierno, la sociedad civil se ha organizado y se ha estado ayudando entre sí, para poder dar solución y apoyo a los demás.

Este terremoto ha sacudido la conciencia, nos ha despertado de ese gran letargo de indiferencia. ¿Por qué no nos quedamos despiertos? ¿Qué pasaría si este apoyo y ganas de ver por el otro lo conservamos como parte de nuestra identidad? Porque si ser mexicano es ser solidario, sensible, empático, fuerte, perseverante, trabajador incansable, creativo, bueno. Ya no somos eso que Paz enlistaba en su obra del Laberinto de la soledad, no, no somos esos sumisos, “chingados”, hechos a menos. No, no debemos seguir siendo esos que no hacen nada ante la injusticia, esos que no trabajan por el bien común, esos que no salen de su zona de confort porque de cualquier modo “no pasa nada”.

Foto: sopitas.com
Foto: sopitas.com

Hoy me siento conmovida y movida por ver la calidad humana que ha salido de cada ser humano, hoy si creo que podemos ser una Nación con esperanza, que no permitirá más dolor en su hogar, una nación que ya no permitirá la inseguridad ante una catástrofe natural como la que estamos atravesando no tenemos otra opción más que la de confrontarnos y comprender que las tragedias no naturales son absurdas, ya no debemos ser una nación que haga caso omiso a desaparecidos, a asesinadas a violadas. Una nación que ya no debe permitir que otro le robe su paz, su patrimonio cuando en realidad hoy no hacemos mas que dar lo que tenemos sea mucho o poco no estamos teniendo problema en darlo.

Foto: sopitas.com
Foto: sopitas.com

¿Qué necesitaríamos para que esta autenticidad prevalezca? Quizás ya creer más en nosotros y nuestro poder como ciudadanos. Y no se trata aquí de enfatizar qué hace o no el gobierno, este tipo de análisis ya está demás cuando los tiempos nos apremian. De lo que se trata es de que hagamos conciencia del poder que se ejerce para cambiar la realidad cuando nos unimos y nos dejamos de nimiedades, de actitudes narcisistas y egoístas. En realidad es muy fácil estar bien y ser feliz si entre todos nos lo proponemos. Estamos siendo testigos y actores de la prueba fehaciente de que es posible el bien común, la amistad cívica, el amor como un modo de conducirse políticamente. Es posible, todo es posible porque ya vimos que querer es crear y poder. Unámonos ya para siempre, quedémonos así, luchemos para apoyar a los que han perdido sus hogares y familiares pero también luchemos igual para que las mujeres seamos libres de andar por las calles, para que los niños y jóvenes no estén en riesgo de convertirse en narcotraficantes. Luchemos así de unidos para que nuestro patrimonio no se vea devaluado y nuestros trabajos sean más dignos y nos ofrezcan una vejez tranquila. La tragedia no es solamente una catástrofe natural, la tragedia es todas estas circunstancias que hemos permitido que acontezcan y que hoy nos han rebasado. La violencia que no nos permite ver claro pero que si nos mantenemos unidos, podremos derrotar a cualquier enemigo de nuestro bien común.

Hoy me siento orgullosa de ser mexicana porque después de mucho tiempo, ser mexicano es ser buena persona ante los ojos del mundo y no narcotraficante o corrupto. Hoy ruego a los dioses del Olimpo que nos mantengamos despiertos, que no nos dejemos sedar de nuevo la conciencia. Gracias a cada mexicana y mexicano que me han regalado esperanza en mi país.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Emma Rubio

Nacida en la CDMX pero hace años que no la habita. Filósofa de formación con especialidad en Hermenéutica. Maestría en Educación especializada en Teoría crítica. Es amante de la música clásica y del heavy metal así como gran admiradora del arte en general. Lleva más de 14 años impartiendo diversos cursos y tratando de transformar vidas comenzando con la propia. Su trabajo más trascendente ha sido: Existir.

Te puede interesar

#Opinóloga

Diario de una socióloga: revolucionar la idea de revolución

Comparte en WhatsApp “Cómo podrías renacer, sin antes haber quedado reducido a cenizas”. -Nietzsche Han ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>