El principio del tiempo / Opinólogía / Un lugar en silencio

Un lugar en silencio

Por: Citlaly Aguilar



Imaginemos este escenario: ¿qué harías si tuvieras que guardar silencio la mayor parte de tu vida? Y no hablamos de una discapacidad en el sistema auditivo o del habla, sino que es un requisito para salvar tu vida. Acciones tan cotidianas como reír, llorar o gritar están prohibidas, pues de lo contrario te pones a ti y a tus seres queridos en riesgo. Es un panorama desolador, teniendo en cuenta que los seres humanos buscamos siempre comunicarnos y expresar aquello que pasa por nuestra mente o lo que le ocurre a nuestro cuerpo.

Foto: imdb.com
Foto: imdb.com

A Quiet Place (EE.UU., 2018) del director John Krasinski[i] nos adentra en la relevancia sobre el lenguaje y la supervivencia. La trama se sitúa en el 2020, en un poblado agrícola norteamericano, donde al parecer ha acontecido un exterminio humano a nivel mundial por parte de seres que detectan a sus víctimas a través del sonido; por lo que el silencio es la clave para poder evadirlos y de esta manera seguir viviendo. La acción narrativa se vive a través de la familia Abbott, conformada por el matrimonio de Evelyn y Lee, junto con sus tres hijos: Regan, Marcus y Beau.

La actriz británica-estadounidense Emily Blunt hace mancuerna con su esposo –y también director del filme- para encarnar a estos padres, desesperados por resguardar la integridad de sus hijos cubriendo sus necesidades básicas y tratando de regular acciones cotidianas en ellos como puede ser jugar con algo que emita sonidos, hacer ruidos al caminar, tirar objetos, enojarse, hacer berrinche, etc. Un acontecimiento trágico es el que abre la historia de estos personajes, acto seguido nos traslada año y medio después de ese hecho, exhibiendo una rutina por parte de la familia a ese entorno hostil, pero que está a punto de cambiar por diversos factores, uno de ellos el embarazo casi a término de Evelyn.

De acuerdo a la clasificación otorgada, la película es del género de terror, pero a modo personal la ubicaría más como un thriller que te mantiene al filo de la butaca por las situaciones tan tensas que presenta: ¿cómo sofocará esa madre durante el parto sus gritos de dolor? ¿Cómo controlar los llantos del recién nacido? ¿Qué hacer con Regan y su discapacidad auditiva que le impide escuchar cualquier amenaza?.

Asimismo, el filme de Krasinski nos hace reflexionar sobre la importancia que tiene el lenguaje en los seres humanos como enlace con nuestra interioridad y con el mundo en sí. A partir del lenguaje podemos nombrar la realidad, representar ideas y darle coherencia a lo que nos rodea, de ahí que la familia Abbott haya adoptado el lenguaje de señas para comunicarse, a su vez establece códigos colectivos a través del color de unas bombillas eléctricas que les permitía saber si había peligro o no cerca de su hogar.

Pero el lenguaje no es sólo clasificar, es también una vía con la cual nuestras emociones y psique pueden manifestarse. Observamos que esa familia aún requiere de la música -la cual gracias pueden escuchar a través de audífonos-, del baile, del juego, de las catarsis como gritar, maldecir o llorar sin restricciones, de tener motivaciones para seguir adelante o de sentirse acompañados. Estos dos últimos aspectos son muy relevantes a través de dos escenas: La primera es cuando al anochecer se observan diferentes fogatas de los sobrevivientes, como una señal de solidaridad y esperanza. La otra escena es cuando Lee y Marcus encuentran a un anciano que ha perdido a su esposa y está a punto de gritar para atraer a las criaturas y de esta forma suicidarse pues ya no le queda una razón para seguir viviendo.

Un lugar en silencio también expone otros elementos de la naturaleza humana como: la culpa, el amor, la fe, la ignorancia, la inteligencia, el sufrimiento, el sacrificio. Todos ellos nos entrelazan como especie, al igual que la capacidad que tenemos de construir símbolos y significados a lo que está a nuestro alrededor.

Una constante en la historia de la humanidad ha sido considerarnos como entes superiores, altamente racionales, pero en realidad somos seres endebles, llenos de miedos y dudas. Sin el lenguaje estaríamos totalmente desprotegidos ante la rudeza del mundo, sin una manera de externar lo que sentimos y poder crear comunidad, aunque nuestra mente sea ruidosa, y podamos tener un diálogo interior, siempre necesitaremos comunicarnos con los demás y el entorno. El silencio en los humanos no es una opción.

[i] Un lugar en silencio fue el título para su distribución en Latinoamérica. Vid. YouTube “Un Lugar En Silencio | Tráiler oficial subtitulado | Paramount México | Estreno 5 de abril”. Channel PARAMOUNT PICTURES MÉXICO. 12 Febrero 2018. Disponible en: https://youtu.be/MxSIK-jngVA

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Citlaly Aguilar Campos

Doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM. Ha participado en grupos relacionados con estudios hermenéuticos y su relación con el arte y la imagen. Colabora en diversas publicaciones y congresos en la actualidad. Profesora por la Universidad del Valle de México Realiza una estancia postdoctoral en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM.

Te puede interesar

#Opinóloga

Migración por vanidad

Comparte en WhatsApp Es interesante como algunas personas tóxicas nos impulsan a realizar aventuras en ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>