El principio del tiempo / Opinólogía / Una ciudad entre dos sismos

Una ciudad entre dos sismos

Por: Arno Burkholder



Tiene razón Juan Villoro al asegurar que en México un rayo sí puede caer dos veces en el mismo sitio. Lo comprobamos el 19 de septiembre de 2017. Parecía un día normal; tan normal como lo ha sido desde hace décadas, con una ceremonia en El Zócalo a las 7:19 de la mañana para recordar a los que murieron en el sismo de 1985 y a mediodía un simulacro nacional que nos preparara para estar listos cuando el monstruo regresara.

Pero era imposible saber que justo ese día, 32 años más tarde, el monstruo volvería. En la semana que ha transcurrido se ha escrito mucho sobre los sismos de 1985 y 2017. Estas son algunas reflexiones al respecto:

El sismo del 85 nos encontró desprevenidos y nos obligó a cambiar. El terremoto de 2017 llegó a un país mucho más preparado para afrontarlo. Hemos pasado estas décadas haciendo simulacros y acostumbrándonos a donar cuando han ocurrido otros desastres naturales. Sin embargo, el “19-S” también nos encuentra en una situación totalmente diferente.

Vivimos en un país con un sistema de partidos y procesos electorales que permiten la alternancia en el poder, algo que no existía en 1985. Somos una sociedad mucho más organizada y participativa, que rápidamente entró en acción para ayudar a los damnificados.

Foto: mxcdn02.mundotkm.com
Foto: mxcdn02.mundotkm.com

Estamos en una época muy compleja y con necesidades específicas, con una sociedad que cuenta con smartphones y redes sociales para comunicarse y solicita entre otras cosas medicamentos que antes eran muy raros o no existían como el genoprasol, la insulina y los retrovirales; que además de pensar en salvar a sus miembros también considera (y me parece muy bien) que hay que rescatar de los edificios derruidos a sus mascotas.

En este tiempo vivimos desbordados por la información, lo que a veces dificultó la ayuda al duplicarse inútilmente los esfuerzos y permitió que corrieran rumores infundados, que se aprovechaban de que nuestra sociedad se queja mucho más que antes y está acostumbrada a desconfiar totalmente de sus políticos.

Es como si el recuerdo de la falta de acción de Miguel de la Madrid en 1985 hubiera marcado todas las medidas tomadas ahora por el gobierno federal, el gobierno de la CDMX y los gobiernos estatales, pero también la actitud de la sociedad hacia ellos. Nos es difícil, por ejemplo, reconocer el gran papel que jugaron el Ejército y la Marina al atender a los damnificados.

Foto: de10.com.mx
Foto: de10.com.mx

No perdimos ningún gran edificio que tuviera también un carácter simbólico. A diferencia del 85 cuando cayeron edificios representativos de la ciudad como Televicentro, el Hotel Regis, el Centro Médico y los Multifamiliares Juárez y Tlatelolco, en 2017 los grandes rascacielos de Reforma y Santa Fe están de pie.

Sin embargo, las zonas más afectadas fueron las mismas que en el 85 (Roma y Condesa), a las que ahora se sumaron otras partes de la ciudad como Coapa y la colonia del Valle. Al peligro inherente que representa estar en una zona sísmica se sumó el boom inmobiliario que vivieron esas colonias desde finales de los años 80.

La gentrificación (un término de este tiempo) llevó a que se volviera a especular con los edificios y a que la corrupción permitiera obras que a todas luces eran peligrosas e iban a quedar severamente dañadas cuando ocurriera otro terremoto.

Y es que, lo vivido en estos días también nos demostró que el cambio político ocurrido a finales del siglo XX y la alternancia en la presidencia de la república no terminaron ni con la desigualdad ni la corrupción. La izquierda y la derecha que tanto prometieron que serían diferentes al PRI al final se comportaron igual y pusieron al dinero y el poder por encima de las necesidades de sus gobernados.

El 19-S llega en un momento en que el ambiente político comenzaba a caldearse debido a que el próximo año se llevarán a cabo las elecciones presidenciales y ya había varios personajes que deseaban convertirse en candidatos de sus partidos pero por ahora tendrán que esperar, puesto que pedir licencia en este momento los desprestigiaría.

Foto: vertigopolitico.com
Foto: vertigopolitico.com

La sociedad tiene un “rencor vivo” hacia los partidos, los cuales han sido obligados a prometer que destinarán gran parte de los recursos que reciben del Instituto Nacional Electoral para donarlo a la reconstrucción de las partes afectadas del país. Pero el debate se divide entre los que consideran que es momento para quitarle a los partidos todo ese dinero que sólo usan para su beneficio y los que creen que eliminar los fondos públicos llevará a los partidos a recurrir al capital privado, incluido al del crimen organizado.

Los millennials se enfrentan a su primera prueba histórica y bien puede ser que en el futuro se les recuerde como “la generación 19-S”. Ya les tocó vivir el horror, la tristeza, el enojo, la frustración que provoca un sismo, así como la solidaridad, el valor, la ternura y la hermandad que también lo acompaña.

La gran prueba de esta generación (y por extensión de todos los mexicanos) consistirá en no olvidar lo que acaban de vivir y utilizarlo como ariete para impulsar los cambios políticos, económicos y sociales que México exige desde hace siglos: acabar con la pobreza y las injusticias.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Instituto Mora

El Instituto Mora, es un Centro de Investigación Conacyt reconocido en el mundo académico nacional e internacional por la excelencia en la investigación en historia y ciencias sociales y por la calidad de las maestrías que imparte. Asimismo, por la riqueza de su biblioteca y por la diversidad e intereses de sus publicaciones.

Te puede interesar

#Opinólogo

El gran reto para los millennials mexicanos

Comparte en WhatsApp Plaza Cívica Para comprender mejor la historia reciente del país resulta provechoso ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>