El principio del tiempo / Opinólogía / Una comisión de la verdad que sirva

Una comisión de la verdad que sirva

Por: Aram Barra



Hace semana y media Andrés Manuel López Obrador prometió entre lágrimas una comisión de la verdad a los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa. A ello se sumó, a principios de esta semana, un fallo de un Tribunal Federal con sede en Tamaulipas, que convoca a una comisión de investigación de la verdad, que no es lo mismo. En el marco de estos acontecimientos, se antoja interesante ampliar el debate público sobre las comisiones de verdad, sus antecedentes y limitaciones.

Fuente: elfinanciero.com.mx
Fuente: elfinanciero.com.mx

El recurso de comisiones de la verdad ha sido utilizado en otras latitudes del planeta desde que en el 2005 el mundo volteó a ver la Comisión de la Verdad y la Reconciliación de Sudáfrica, sobre todo a sus audiencias públicas en las que tanto víctimas como perpetradores testimoniaban los horrendos pormenores de crímenes del pasado. Desde entonces, lugares tan variados como Bosnia, Colombia o Indonesia han utilizado este mecanismo.

En sentido amplio, una comisión de la verdad busca ofrecer claridad sobre los hechos ocurridos en un periodo (más que en un caso específico, como propone el fallo de esta semana). En la búsqueda de la verdad se puede recurrir a pruebas, citar a testigos, sobrevivientes y presuntos culpables para demostrar la veracidad de una serie de hechos. Sin embargo, ¿puede la verdad conducir a la reconciliación?

Como bien elabora la tesis de Priscilla Heyner, el reto al que las comisiones de la verdad es mucho más basto: ¿qué se debe hacer con una historia reciente repleta de víctimas, perpetradores, cadáveres enterrados en secreto, miedo penetrante y negación oficial? ¿Acaso ese pasado debe ser exhumado, preservado, reconocido y ser objeto de disculpas? ¿Cómo puede una nación de enemigos volver a reunirse y reconciliar a antiguos oponentes, en el contexto de una historia violenta que muestra heridas con frecuencia terribles y aún sangrantes?

Lo que es más, ¿qué hacer con los cientos o miles de perpetradores que siguen en libertad? ¿Y cómo puede un nuevo gobierno evitar que esas atrocidades se repitan en el futuro?

Las comisiones de la verdad han permitido establecer reparaciones considerables para las víctimas. Ese es el caso de Chile, por ejemplo, que sólo a partir de los hallazgos de la Comisión de la Verdad estableció indemnizaciones a miles de familias tras el régimen militar de Augusto Pinochet, similar al caso de Argentina. En El Salvador, tras las investigaciones de la Comisión de la Verdad patrocinada por la ONU se llevaron a cabo reformas jurídicas importantes.

Según Heyner, en la mayoría de las comisiones de la verdad existen altas expectativas con respecto a una rápida reconciliación, reparaciones cuantiosas para todas las víctimas o un proceso judicial que lleve a asumir responsabilidades a los culpables. Sin embargo, las comisiones de la verdad pueden sólo cumplir con una parte menor de esas expectativas – un aviso importante previo a que México comience el camino rumbo a la recuperación de la verdad no sólo en el caso Ayotzinapa sino, como propone Andrés Manuel, en el contexto de la guerra contra las drogas.

La comisión de la verdad que mandata el fallo del tribunal federal de México no se debe construir en el aire. Existe basta experiencia internacional que ayude a mejorar su efectividad para evitar obstáculos comunes y falsos supuestos.

Un importante número de autores y estudiosos de la justicia transicional, incluyendo a Naomi Roht, Tejan-Cole, Schabas, Horowitz y Burgess acuerdan que recurrir tanto a los procesos penales como a las comisiones de la verdad de manera conjunta son una vía mucho más efectiva ante las limitaciones de los primeros. En el caso de México, es de suma importancia pensar que una eventual comisión de la verdad actúe de manera paralela al desahogo propio de la justicia penal, y no que la busque remplazar.

Esta combinación puede según Olasolo por un lado facilitar la restauración de la dignidad de las víctimas, contribuir a evitar el incumplimiento de la normativa internacional en materia de derechos humanos y derecho internacional, y por el otro, fomentar la complementariedad entre una verdad judicial que ofrezca garantías sobre las responsabilidades individuales, y una verdad histórica y contextual más amplia sobre las causas de los crímenes en cuestión.

Las diferencias en los alcances encontrados por distintos demarcaciones establecidos para los procesos penales del derecho interno y las comisiones de la verdad se pueden estudiar en los casos de Perú, Sierra Leona y Timor Oriental. Sin embargo, es importante reconocer que el recurso conjunto a procesos penales y comisiones de verdad no permite superar las limitaciones de ambos mecanismos.

Según autores como Freeman y Nesbitt, según estudiado por Olasolo, para el adecuado funcionamiento de los procesos penales y las comisiones de la verdad, es necesario evitar la transmisión de la información obtenida por las segundas a los primeros, porque nadie prestará declaración antes las comisiones de la verdad si considera que esta puede ser utilizada en su contra por los tribunales de justicia.

Al igual que con la idea de una amnistía, las comisiones de verdad son un recurso que veremos utilizadas con mayor recurrencia en los próximos años en la medida que se comienza a desmontar el estado de guerra en el que se encuentra México.

Mientras ello vaya sucediendo, es de vital importancia pensar en comisiones de verdad que vean de manera amplia el periodo de guerra de la última década y que moderen las expectativas de las víctimas. Aún entonces, debemos pensar en cómo fortalecer nuestro Estado de derecho, así como el más ambicioso objetivo de la reconciliación nacional.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Aram Barra

Internacionalista por la UDLA México y maestro en política y administración pública por New York University y University College London. Actualmente se desempeña como consultor independiente en temas de salud, seguridad y derechos humanos.

Te puede interesar

#Opinólogo

Del voto seguro

Comparte en WhatsApp Recientemente el Instituto Nacional Electoral (INE) acordó un nuevo criterio para contar ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>