El principio del tiempo / Opinólogía / Una historia de fantasmas

Una historia de fantasmas

Por: Citlaly Aguilar


 

¿Cuántas veces nos hemos cuestionado qué será de nosotros al morir? De seguro es una de las preguntas más recurrentes en la historia de la humanidad, de la cual no hay una respuesta certera o fidedigna, todo queda en meras conjeturas que van variando históricamente y desde el punto de vista de quien trate de resolver dicho enigma: religión, ciencia, esoterismo tienen sus posibles resoluciones, sin poder comprobar ninguna de ellas a fondo.

El arte también entra a dicha discusión: es así que podemos encontrar en la literatura, poesía, pintura, música, teatro y cine apreciaciones sobre nuestro destino al fallecer. Es así que me agradaría hablar sobre una película del director norteamericano David Lowery que ahonda en este tema: A Ghost Story (2017) traducida en nuestro país como Una historia de fantasmas[i]. Este largometraje aborda una trama simple pero compleja: Una pareja está a punto de mudarse cuando de pronto el hombre (Casey Affleck) muere en un accidente automovilístico y se queda «estancado» en el mundo terrenal, en específico dentro de su hogar, portando una sábana de hospital (como los fantasmas de los dibujos animados) y atestiguando todo lo que ocurre no sólo con su compañera sentimental, sino también con el entorno que le rodea dentro de ese inmueble.

Foto: Bret Curry/A24
Foto: Bret Curry/A24

No es una película palomera o fácil de contemplar: puede ser que algunos la encuentren monótona y aburrida. Esto es debido a que en los primeros 60 minutos observamos secuencias largas y silenciosas que ilustran el pesar de los amantes: Ella (Rooney Mara) viva y sufriendo por la pérdida de su amado, buscando qué hacer consigo misma; él en otra dimensión de realidad, frustrado por sólo tener que atestiguar dicha situación sin poder hacer nada al respecto. Son pocos los diálogos, las escenas prolongadas -a veces dan la impresión de interminables- tal como un duelo es. Por lo que de pronto como espectadores vemos –junto con el fantasma- el dolor del personaje de Rooney Mara comiendo entre sollozos brusca y desesperadamente un pay hasta el punto de volver el estómago.

La película cobra agilidad cuando ella se muda, dejando en la orfandad al personaje fantasmal de Casey Affleck, el cual va presenciando cómo su antigua casa es morada por diversos personajes que nos otorgan una poderosa reflexión sobre lo que es la soledad, la finitud y la vulnerabilidad del ser humano, además del impasible pasar del tiempo, el cual nunca perdona; respecto a esto hay tres escenas desgarradoras: La primera cuando la vecina fantasmal del protagonista se desvanece, la otra cuando el tranquilo vecindario se transforma en una moderna urbe y por último el time lapse que hace Lowery al cadáver de una niña.

Como ya se mencionó hay exiguos diálogos pero sumamente poderosos, el que más llamó mi atención fue aquél que se fragua en una fiesta, donde algunos invitados comienzan a conversar sentados a la mesa, y uno de ellos da brillantes explicaciones sobre nuestra naturaleza creativa y perenne: La mortalidad es un límite, pero también un motor para los humanos, buscamos sobrevivir a toda costa y erigir rutinas, símbolos y estructuras que otorguen orden a la vida; a su vez necesitamos de manifestaciones artísticas que nos concedan esperanzas y razones para seguir adelante, que iluminen nuestra oscura y embrollada existencia. Y el final del filme concluye en eso: En cómo el fantasma persevera hasta obtener la ilusión que lo mantuvo en el plano terrenal durante tanto tiempo.

La propuesta del director texano es arriesgada, sumamente poética: las tomas y la paleta de color son hermosas, caen en lo etéreo; mientras que la música a cargo de Daniel Hart es una delicia que acompaña el relato, haciendo que nuestras emociones afloren y vayamos reflejándonos en la trama, sobre todo cuando llega el momento de escuchar el tema central I Get Overwhelmed[ii] es inevitable estremecerse y pensar en aquellos que amamos, que nos acompañan, que hemos perdido, pero que forman parte de nuestra historia de vida y de quienes somos: Seres frágiles y ávidos de amor.

[i] YouTube (2017) “Historia De Fantasmas – Trailer Hd” Channel Cine CANIBAL. Disponible en: https://youtu.be/V-BobHt64s4

[ii] YouTube (2017) “Dark Rooms – “I Get Overwhelmed” (A Ghost Story OST)” Channel Milan Records USA. Disponible en: https://youtu.be/Fjft3iFc7bs.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Citlaly Aguilar Campos

Doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM. Ha participado en grupos relacionados con estudios hermenéuticos y su relación con el arte y la imagen. Colabora en diversas publicaciones y congresos en la actualidad. Profesora por la Universidad del Valle de México Realiza una estancia postdoctoral en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM.

Te puede interesar

#Opinóloga

Cine político

Comparte en WhatsApp   El cine político confronta el desafío y la necesidad del cambio ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>