El principio del tiempo / Opinólogía / Unir el arte al contexto: Hilas y las Ninfas

Unir el arte al contexto: Hilas y las Ninfas

Por: Citlaly Aguilar



Hace unas semanas se abrió todo un debate respecto a la decisión tomada por Clare Gannaway, curadora de la Manchester Art Gallery, de quitar el cuadro Hilas y las Ninfas (1896) del pintor británico John William Waterhouse de la sala donde era exhibido como parte de la colección permanente del recinto.

Gannaway ante la polémica que desató su acción, aclaró que no es un acto de censura, sino que la medida es temporal y forma parte de un proyecto donde se busca abrir un diálogo respecto a diversos ejes, entre los que destacan la cosificación de la mujer como un ente pasivo y erótico (la sala donde se ubicaba la obra se llama En busca de la belleza) además de solidarizarse con los recientes movimientos como #MeToo y Time’s Up, donde se denuncian acosos y abusos sexuales. Asimismo el retiro del cuadro se vincula con una exposición que tendrá la galería próximamente de la artista inglesa Sonya Boyce, por lo que en el espacio vacío que dejó el lienzo se dejó una nota aclaratoria en la cual se aclara que el retiro tiene como objetivo “suscitar conversaciones sobre cómo exhibimos e interpretamos las obras de arte”, añadido a esto anexaron papeles adhesivos donde los visitantes pueden dejar su opinión al respecto.

Hilas y las Ninfas (1896) John William Waterhouse Fuente: https://www.wikiart.org/
Hilas y las Ninfas (1896) John William Waterhouse
Fuente: https://www.wikiart.org/

Así pues, ¿es esto una visión reduccionista sobre el arte, dónde se están proyectando categorías inadecuadas? ¿Es una protesta sobre la construcción de lo femenino? o ¿Es solo una mera estrategia de marketing cultural? En donde todo forma parte de un alevoso performance cuidadosamente orquestado por las autoridades de la galería para efectos de promoción. Sea cual sea la verdadera intención de este acontecimiento, es notoria la descontextualización que se está manejando.

El filósofo alemán Hans-Georg Gadamer mencionaba en el Tomo 1 de su obra Verdad y Método[i] que todos como intérpretes debemos ser conscientes que formamos parte de una tradición u horizonte de pensamiento, es decir, de un momento histórico específico que nos determina en cuanto a sistema de valores y entendimiento de la realidad, por lo que esta tradición influirá de forma tajante cuando nos enfrentamos a un contenido, el cual a su vez también está integrado a otro horizonte. Para comprender debemos hacer una fusión de ambas tradiciones, donde no podemos proyectar de forma arbitraria nuestras categorías, pues hay una distancia sociohistórica que nos separa.

Siguiendo lo anterior, el lienzo de Waterhouse está siendo descontextualizado por parte de la curadora, pues no se está tomando en cuenta el entorno donde la obra fue creada: En primer lugar corresponde al prerrafaelismo, corriente que tenía entre sus características la exaltación del pasado, donde como temas recurrentes se tomaba la mitología antigua. Y es aquí donde se inserta este cuadro: Está haciendo alusión al mito de Hilas, argonauta acogido por Hércules, que fue raptado por las náyades debido a su belleza. La técnica buscaba crear atmósferas oníricas y nostálgicas atravesadas por un enérgico realismo, además de una potente luminosidad gracias a la paleta de color. Cabe señalar que desde su aparición a mediados del siglo XIX, las obras prerrafaelistas causaron controversia pues algunos las tachaban de poco elegantes y perturbadoras, cuando no se comprendía la intención original de esos autores que era una revitalización de épocas pasadas, una melancolía artística.

El Origen del Mundo (1866) Gustave Courbet Fuente: https://www.wikiart.org/
El Origen del Mundo (1866) Gustave Courbet
Fuente: https://www.wikiart.org/

Por lo que tomar Hilas y las Ninfas como eje de la discusión contemporánea sobre la representación de la mujer no es tan acertado, pues su ocultamiento al público no lleva a ningún destino en concreto. Similar a lo que ocurrió con el Origen del Mundo (1866) del pintor francés Gustave Courbet, que no fue exhibida hasta 1995 por presentar un desnudo frontal femenino o la petición realizada hace unos meses de que fuera retirada la obra del francés Balthus, Teresa Soñando (1938) en el Museo Metropolitano de Arte (MET) de Nueva York, pues consideraban fomenta una sexualización de menores de edad, al mostrar a una niña en una posición sugerente, iniciativa que rechazó el MET a través de un comunicado en el que de manera brillante expresaron: “Las artes visuales son uno de los medios más importantes que tenemos para reflexionar a la vez sobre el pasado y el presente, y esperamos motivar la continua evolución de la cultura actual a través de una discusión informada y de respeto por la expresión creativa”[ii].

Esta aseveración por parte del MET ilustra la importancia de contextualizar el arte, el cual es una forma de expresión que va más allá del autor, pues las obras artísticas instauran una realidad compleja y profunda, que nos sobrepasa y que no podemos banalizar de manera tan aleatoria, ni tratar de incrustar modos de pensar o vivencias actuales con piezas que fueron creadas bajo otro tenor y en otra cosmovisión. Para hablar de esos temas: género, discriminación, sexualidad, estereotipos –que son muy relevantes para la sociedad- pueden utilizarse de manera más efectiva otros discursos, los cuales inciden de forma directa en las conductas y pensamientos de la sociedad, como es la publicidad.

Teresa Soñando (1938) Balthus Fuente: https://www.wikiart.org/
Teresa Soñando (1938) Balthus
Fuente: https://www.wikiart.org/

Lo que sería más proactivo que lo resuelto en el caso mencionado, es que los museos, galerías y demás centros culturales organizaran actividades en las cuales se fomentara el empaparse con las tradiciones donde surgieron esas obras, que trascendieran del goce estético, y nos permitieran acceder a esa fusión de horizontes de la que habla Gadamer: “el que quiere comprender un texto tiene que estar en principio dispuesto a dejarse decir algo por él”[iii]. El arte es una puesta en escena donde el espectador va tener un diálogo con la obra, la cual nos va transformar y nos hará comprendernos mejor a nosotros mismos.

[i] Vid. Gadamer, H.G. (2003) Verdad y método I. Salamanca. Ediciones Sígueme.

[ii] Pozzi Sandro (2017) “El Met rechaza retirar un cuadro de Balthus en el que aparece una joven en posición sugestiva” en: El País [Edición Digital] 6 Diciembre 2017. Extraído de: https://elpais.com/cultura/2017/12/06/actualidad/1512554873_669516.html

[iii] Gadamer, H. G. Op.cit. p. 335.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Citlaly Aguilar Campos

Doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM. Ha participado en grupos relacionados con estudios hermenéuticos y su relación con el arte y la imagen. Colabora en diversas publicaciones y congresos en la actualidad. Profesora por la Universidad del Valle de México Realiza una estancia postdoctoral en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM.

Te puede interesar

#Opinóloga

De la litografía a los GIFs: el ‘boom’ de la ilustración

Comparte en WhatsApp   La ilustración, posiblemente uno de los oficios artísticos más antiguos y ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>