El principio del tiempo / Opinólogía / Universo de ritmos, cosmos de danzas

Universo de ritmos, cosmos de danzas

Por Delia Bolaños


“La danza es una construcción de la personalidad. Un modo de interpretación de las propias emociones que se traduce en movimientos expresivos socializados. Es inmenso el placer que se experimenta en el recrear interpretando y en el sentir que se está transmitiendo al público”.

-Rudolf Nureyev.

Por décadas hemos sido testigos de la exuberancia y maestría de compañías de ballet clásico como lo son los teatros Bolshoi, Marrinski y Kiev o las óperas de Paris y Londres, todas ellas afamadas academias de danza cuya tradición, disciplina, rudeza y creatividad han sobrepasado los estándares de la belleza y la ejecución artística. Entre sus célebres solistas tanto masculinos como femeninos se ha construido la leyenda maldita de la inalcanzable perfección del ballet clásico europeo y sobre todo, del legendario ballet ruso (el arquetipo de las danzas de exhibición está plasmado precisamente en esta escuela).  

Sin embargo y ante todo, el ballet es un arte escénico en el que confluyen la danza, la música, la escenografía y el teatro. Su máxima expresión no se concentra en la pulcritud de los pasos del bailarín ni en la perfección de un cuerpo marcado por el arduo trabajo y el entrenamiento constante, sino en la profunda pasión interpretativa que manifiesta en su ejecución. Las miradas, los gestos, los gemidos, los manoteos y el arrebatado respirar de un bailarín pueden decirlo todo sin necesidad de hablar, pueden capturar sentimientos y emociones tan profundos como el abismo, pueden crear una avalancha de admiración extasiada o de turbador odio embravecido, pueden significar la adoración o el rechazo del público. La danza es arriesgar el todo por el todo, es morir en el escenario y no recuperar jamás ese instante ni ese fragmento de sí mismo que se ha de quedar con el público para siempre.

Fuente: TCUNAM
Fuente: TCUNAM

Y sensaciones tan perfectas y explosivas como esas no son exclusivas de los grandes teatros y compañías del mundo. Por más de cuarenta años, Gloria Contreras Roeniger (1934-2015) llevó el placer por la danza al pópulo, al corazón del universitario y a todo aquel que desease acercarse al ballet por mero y puro amor al arte. Con la fundación del Taller Coreográfico de la UNAM, la bailarina y coreógrafa mexicana construyó un repertorio y un público propios (que aún después de fallecida, permanecen fieles y de pie ante su magnífico legado), obteniendo así el respeto social hacia la carrera del bailarín y la conciencia crítica, pero justa, hacia la necesidad de un espacio propio para romper con los escrúpulos del elitismo. Está de más el comenzar a enumerar las mil y un hazañas de esta incansable mujer, mas no el aludir el constante esfuerzo que la llevó a formar a excelentes bailarines, a popularizar la danza clásica y contemporánea, y a adecuarse a un ínfimo presupuesto para lograr su cometido. 

Es ahora en ésta, la simbólica temporada número 100 del TCUNAM  (actualmente bajo el liderazgo del coreógrafo mexicano Diego Vázquez (1), el primer director artístico elegido a través de una convocatoria abierta), que la compañía universitaria se renueva a través de una propuesta tripartita: por un lado, la reposición y presentación del repertorio de su fundadora, por el otro, la presentación de coreógrafos mexicanos, así como el montaje y estreno de coreógrafos extranjeros. King Arthur (pieza basada en la suite homónima de Henry Purcell) y Propitia Sydera (chacona de George Muffat), un par de complejas coreografías presentadas el pasado domingo 9 de septiembre en la Sala Miguel Covarrubias del CCU (aunque su estreno mundial ocurrió en realidad el domingo 28 de agosto durante el Festival Impulso), fueron las encargadas de inaugurar este nuevo movimiento y sentimiento universitario. 

La primera, “deja a un lado el argumento de la semi ópera (las batallas entre los britanos del rey Arturo y [las muchas tribus de] los sajones) para enfocarse en la festividad, el dramatismo y el tono marcial que caracteriza la música de las escenas elegidas para esta representación”(2). La segunda, “toma como punto de partida la idea de la luz y la oscuridad, no sólo en sus acepciones literales, sino en lo que éstas representan para el ser humano [] la luz en oposición con la oscuridad: estrellas que nacen y se consumen, la danza de una mujer cuya vida se apaga, el flujo del agua que en algún momento llega a su fin, la guerra que es superada por el amor”.

Fuente: TCUNAM
Fuente: TCUNAM

A lo largo de poco más de doce años de trayectoria como coreógrafo, Diego Vázquez ha creado 26 obras inéditas, las cuales forman parte del repertorio de su propia agrupación Laleget Danza, y otras como la Compañía Nacional de Danza, el Taller Coreográfico UNAM, la Compañía Tania Pérez-Salas, el Ballet de Jalisco y el Ballet Morelos.

Editorial (inauguración de la 100 temporada del Taller Coreográfico de la UNAM), Cultura UNAM / Danza UNAM, publicado en formato HTML el domingo 09 de septiembre de 2018 en https://danzaunam.com/test-septiembre/2018/9/6/tcunam-inauguracin-de-temporada-100.

Ibídem.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Delia Bolaños

Maestra en Historia del Arte y Patrimonio por la Universidad de Burdeos y licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Especialista en arte moderno y contemporáneo, asesora de difusión y comunicación cultural y amante del arte urbano. Escritora de tanto en tanto, melómana, lectora empedernida y hermeneuta. Orgullosamente mexicana y apasionada ciudadana del mundo. Cazadora gastronómica y fotógrafa profesional.

Te puede interesar

#Opinólogo

La influencia de las emociones en nuestra vida

Comparte en WhatsApp Los seres humanos somos totalmente emocionales, las emociones nos guían, nos definen ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>