Vientos modernos

Por: Rogelio Durán


La pendiente sobre la que subimos parece estar más inclinada mientras continuamos nuestra trayectoria en la conquista del álamo. Nuestras piernas ejercen mayor fuerza ante la inclinación. Paso tras paso. Avance tras avance. En el caminar vientos del norte amenazan con hacernos caer. Esos vientos que son erigidos desde una línea discursiva plantada en Twitter. Decreto tras decreto. Donald Trump tuitea y nuestra economía se tambalea. Donald Trump firma decretos y de los migrantes ya se escuchan los ecos.

FOTO: libertadbajopalabra.com
FOTO: libertadbajopalabra.com

Los vientos son fuertes, violentos, modernos. No solo provienen desde latitudes extranjeras. Parten en su mayoría del interior de nuestro país. Las mayores corrientes de aire que tenemos que contrarrestar son nacionales. En su modernidad se ocultan tras una máscara más estética, más bien elaborada, más detallada. El rostro bajo esa faz artificial es el mismo. Como el mismo PRI que celebra su 88 aniversario, ya sin Duarte, pero con la misma esencia que se propaga conteniéndose en el espacio. Agradable para algunos esa fragancia inhalada. No tanto para otros.

Los vientos se adhieren en una política mexicana que pasa su vida en la constante campaña. Y ante intereses electorales surgen políticas mal ejecutadas como el alza al precio de la gasolina. Como el alza al precio del servicio eléctrico. Resulta más redituable elevar costos ahora y no en pleno 2018. Pero esa utilidad no es para los millones de mexicanos que sufren económicamente. Ese beneficio buscando es en las boletas electorales. Es al momento del sufragio. Es para la continuidad de un sistema que defiende la comodidad en la que se ha sumergido.

Se siente el frío del próximo año. La incertidumbre. Las precampañas que retumban en las paredes de un 2017 que solo la antesala de la carrera presidencial. Desde Nayarit hasta el Estado de México. Desde Coahuila hasta Veracruz. Las corrientes de aire siguen su curso y no nos favorecen. Porque no han sido ideadas desde la base social sino desde la cúpula electoral. Ahí en la estratosfera que nos observa desde muy arriba. Desde allá donde el viento es mayor pero solo observado y no sentido ante muros que dividen no solo naciones sino pueblos o comunidades dentro de nuestra misma patria.

No, no son los vientos que provienen desde Estados Unidos de América los únicos que tanto daño nos han hecho. No es Trump, ni su discurso, ni sus decretos, ni sus tuits es nuestra política mexicana que ha creado una vulnerabilidad cuantiosa ante distintas corrientes por las cuales nos vemos afectados. No es el petróleo. Es la planeación económica inexistente ante cambios modernos. Es el derroche económico por parte de nuestra clase política mexicana rodeada de lujos. No es solo que los aires hayan cambiado, es que no se ha ideado un plan de acción integral transexenal para afrontar estos. Muchos, como Carstens, ya planean su salida de un navío que parece no resistir los vientos modernos.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Rogelio Durán

Originario de la comunidad indígena de Cherán, Michoacán. Fundador y actual Presidente de Soñadores en acción A.C. Premio Estatal al Mérito Juvenil. Parlamentario Juvenil en el H. Congreso del Estado de Michoacán de Ocampo. Deleitante de las palabras. Apasionado por la educación. Amante de la política.

Te puede interesar

#Opinólogo

El pasado oscuro de Claudia

Comparte en WhatsApp Dicen que “el tiempo borra las heridas” pero cuando se trata de ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>