El principio del tiempo / Opinólogía / Violetas del Anáhuac

Violetas del Anáhuac

Por: Porfirio Díaz


A veces pensamos que el feminismo es un fenómeno del siglo XX, pero la verdad es que inició mucho antes.

Yo recuerdo que siempre vi con recelo que mis hermanas no pudieran ir a la escuela como Félix o como yo, pero agradezco que hayan tenido una madre que se preocupaba por su educación. No sólo de que supieran hilar los rebozos que luego iban a vender en el mercado, o que aprendieran a coser y cocinar, sino que Petrona las educó para supieran leer y escribir, a sumar, y a conocer los remedios caseros más comunes.

Fuente: RadioBUAP
Fuente: RadioBUAP

Fue por eso que, cuando fui gobernador de Oaxaca, me encargué de abrir escuelas para señoritas en todo el estado. Más tarde, cuando fui presidente, procuré hacer lo mismo.

Apoyé, también, los negocios de Juana Catalino Romero en el Istmo de Tehuantepec, y también los esfuerzos de Matilde Montoya por convertirse en la primer mujer médico en México.

Los esfuerzos feministas por lograr igualdad de derechos entre hombres y mujeres continuaron.

Uno de los principales objetivos de aquella primera lucha, y como fueron retratados fielmente en el periódico Violetas del Anáhuac (un periódico escrito por mujeres y para mujeres), es que se les reconociera como ciudadanas y que se les permitiera votar y ser votadas. Por supuesto, aquello representó mucho trabajo, ya que durante todo el siglo XIX, era muy mal visto que las mujeres opinaran sobre política, y mucho más que escribieran como tal.

Las Violetas del Anáhuac estaba subsidiada por mi gobierno e incluía reportajes, escritos y poemas, no sólo para la mujer modernas, sino también biografías de mujeres mexicanas que inspiraran: lo mismo de Sor Juana Inés de la Cruz, que de Josefa Ortíz de Domínguez.

La publicación salía cada domingo, y costaba 25 centavos en la capital, y un peso en el resto del país. Ciertamente causaba furor que las mujeres escribieran y leyeran de un modo tan público.

La lucha feminista por los derechos de las mujeres continuó durante los últimos años del porfiriato. Se crearon grupos políticos de mujeres que pedían, no sólo la no reelección, sino que demandaban el derecho a votar. Quizás por eso encontraron apoyo en el maderismo, aunque la Revolución Mexicana no les otorgó lo que tanto pedían.

No fue sino hasta el gobierno de Lázaro Cárdenas que se les reconoció como ciudadanas, y después de eso, tuvieron que esperar más de una década para que se les otorgara el derecho al voto.

¡Qué calzonudas son las mujeres mexicanas! Su lucha es de admirarse.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Don Porfirio Díaz

@DonPorfirioDiaz es el alter ego de Pedro J. Fernández, autor de dos novelas históricas “Los Pecados de la Familia Montejo” y “La Última Sombra del Imperio”. Fue dialoguista de la teleserie “El Sexo Débil” y ha colaborado con varios medios nacionales con artículos históricos.

Te puede interesar

FOTO: encontacto.mx

Feminismo, tema del tercer maratón de lectura en la CDMX

Comparte en WhatsAppMéxico, 10 Abr (Notimex).- Por tercera ocasión se llevará a cabo en la ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>