El principio del tiempo / Opinólogía / ¡Viva el patrimonio gay!

¡Viva el patrimonio gay!

Por: Rafael Salas


Podría comenzar este texto abundando en la naturaleza de la homosexualidad y explicando con datos científicos los miles de casos de homosexualismo en otras especies, pero ello no habría más que atizar la discusión bizantina a la que grupos de puritanos radicales quieren orillarnos. Sin embargo, esta ocasión quiero hablar no de lo cualitativo, sino de lo cuantitativo. Quiero hablar de los hechos y los números.

Moralistas trasnochados están en contra del matrimonio gay pero a favor del patrimonio gay. Son unos hipócritas. Se rasgan las vestiduras con argumentos retrogradas, pero no así cuando de dinero se trata. Así es, cuando de sexo y “buenas costumbres” se habla, los macarras de la moral son los primeros en apuntar con su dedo sojuzgador a quien difiere de las sagradas escrituras; luego proceden a crucificar con su lengua bífida a quien no sigue al pie de la letra sus caprichos, pero ellos no pagan impuestos, extienden la mano para recaudar limosnas y para pedir brazos que les ayuden a edificar sus proyectos, y desde luego, no rechazan ningún donativo tampoco regalos, ahí sí pueden ser flexibles y suavizar su tono inquisidor, sólo basta halagarlos con cualquier regalo y besarles la mano para reafirmarles que ellos son superiores a cualquier otro ser en este planeta, claro, pues ellos tienen el monopolio divino, o al menos eso creen.

pinkmoney

Durante muchos siglos, la comunidad LGBTTI ha tenido que soportar todo tipo de vejaciones por parte de puristas radicales; ha sido uno de los sectores que más crímenes de odio ha padecido. Sin embargo, ¿cuánto dinero genera la comunidad LGBTTI? Ese desprecio de los macarras de la moral y sus testaferros aplica al momento de dictar lo que sexualmente debe hacerse y de lo que está en “pecado mortal”; sin embargo, no rechazan el dinero y el poder que esta minoría tiene, ni reconocen con agrado a los hombres y mujeres de negocios de la comunidad LGBTTI.

El aporte económico a la sociedad por parte de la comunidad LGBTTI es innegable (lo han llamado “dinero rosa”). Con base en un estudio publicado por la empresa Witeck Communications[1], en Estados Unidos, el poder adquisitivo de esta minoría es de más de $917 billones de dólares (917 mil millones de dólares, equivalentes a $16, 964, 500, 000, 000.00 pesos).

Es decir, la comunidad LGBTTI es uno de los motores de la economía y no puede ni debe ser ignorado. Quizá por un motivo más económico que de reivindicación, el Gobierno de Estados Unidos promueve la inclusión social de la comunidad en cuestión, además de que ha instrumentados políticas públicas para el fortalecimiento de los emprendedores LGBTTI[2]. Lo cierto es que el dinero rosa pesa –y pesa mucho–. También pesa en México[3] y en todo el mundo, así que ya sea por una reivindicación genuina o por un interés económico, vale la pena valorar a este sector de hombres y mujeres trabajadoras que se ganan honradamente su dinero, y que fortalecen la economía de las naciones.

Particularmente, creo que el dinero vale lo mismo sea rosa o no; un billete tiene el mismo valor en manos homosexuales que en manos heterosexuales. Entonces seamos, al menos en este caso, un poco más pragmáticos y veamos los beneficios económicos que podría conllevar una legislación verdaderamente incluyente, y bueno, ya si los macarras de la moral quieren verse un poco condescendientes, y si su “credo de amor al prójimo” se los permite, pues ojalá, además de anhelar y codiciar el patrimonio gay, puedan ver que detrás de esas fortunas, hay seres humanos, que al igual que ellos, desean amar y ser amados, respetar y ser respetados, prosperar, y ejercer su derecho a ser felices para vivir una vida libre de violencia.

FOTO: debate.com.mx

Si algo bueno hizo Enrique Peña Nieto, fue haber enviado al Congreso una iniciativa que promueve el matrimonio gay. Obviamente los macarras de la moral respondieron con su trillado discurso de odio, y violando el Artículo 30 Constitucional, han arengado a la población; han ido en contra de una institución gubernamental, en este caso, la Presidencia de la República. Pero bueno, afortunadamente ya no estamos en el siglo XIV. La sociedad cambió para siempre. Hoy un personaje como Juan Gabriel puede ser homenajeado como héroe nacional y sólo a los retrogradas les genera escozor que así sea, pero ya ahora los reaccionarios intolerantes serán la minoría, pues este es un nuevo mundo, y aunque no les guste, la comunidad LGBTTI continuará ganando poder económico, político y social. Hay que presionar al Congreso de la Unión para que se priorice la iniciativa de Peña Nieto, en especial, haciéndoles ver los beneficios económicos que conlleva dicha propuesta.

[1] http://www.bloomberg.com/news/articles/2016-07-20/lgbt-purchasing-power-near-1-trillion-rivals-other-minorities
[2] https://www.sba.gov/about-sba-navigation-structure/lgbt-outreach
[3] http://expansion.mx/economia/2016/06/24/comunidad-gay-en-mexico-mercado-cada-vez-mas-atractivo-para-agencias-de-viaje

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Rafael Salas

Director General de Dividendee. Experto en Sustentabilidad, Finanzas y Blockchain. Considerado Promesa de México por la Revista CNN Expansión y Agente de Cambio de Ashoka. Integrante del Club Líderes del Futuro de la Revista Líderes Mexicanos quien también lo nombró uno de los 300 más influyentes de México.

Te puede interesar

#Opinólogo

¿Y la agenda progresista?

Comparte en WhatsApp No es secreto que, durante los últimos años, sobre todo a partir ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>