Volver al origen

Por: Deborah López


“No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, tampoco es el más inteligente. Es aquel que es más adaptable al cambio.”

Charles Darwin

 Tuve la oportunidad de asistir a la conferencia del gran arquitecto y maestro mexicano Javier Senosiain, máximo exponente de la arquitectura orgánica en nuestro país, y cuyos proyectos desafían el concepto tradicional de la construcción.

Su filosofía, explica, se basa en una idea primaria:

Considero que los espacios curvos son más humanos, ya que la línea recta no existe en la naturaleza, todo gira en espiral, el espacio curvo está en nuestra concepción desde nuestra gestación en el vientre materno”.

Un concepto hermoso y que me parece fundamental y muy de acuerdo a la tendencia actual: volver al origen.

Foto: arquitecturaorganica.com
Foto: arquitecturaorganica.com

Al reflexionar en esto, podemos voltear hacia nuestros instintos más primitivos, al refugio cóncavo de los brazos de nuestra madre. A las cavernas donde nuestros ancestros habitaban adaptándose a los ángulos naturales, sin modificar, sin alterar, sin resistirse a lo que era. Me sedujo completamente esta interpretación casi filosófica de la relación entre los seres humanos y el espacio en el que habitamos. El simplemente fluir con el entorno y respetar sus formas naturales en la mayor medida posible.

La idea de devolver lo “humano” al espacio en hemos de cohabitar puede parecer algo por demás revolucionario, y más al apreciar las obras creadas por el Maestro Senosiain y su equipo. Hay para quienes no es realista, porque significa algo tan crudo y rupestre como regresar a ser hombres en la Edad de Piedra. Las obras de Senosiaian son una perfecta simbiosis de lo que la tecnología de última generación, la noción ecológica y orgánica y el arte pueden generar.

Foto: hildebrandt.cl
Foto: hildebrandt.cl

En el mundo, los principios básicos de esta corriente son la utilización de materiales naturales, la concepción espacial o armonía con el entorno y la habitabilidad de la obra. En esto último, la conciencia ecológica es de prioridad al deber utilizar sistemas de bajo consumo energético para la calefacción y ventilación de los espacios.

La visión del Maestro Senosiain vislumbra un panorama donde puedan existir Eco Barrios que a su vez seis de ellos formen Eco Pueblos, y estos por tanto conformen las Eco Ciudades del Futuro. Todo esto con la propuesta de casas circulares enterradas que aprovechan la misma temperatura interna del suelo para autorregularse internamente. Algo sumamente conveniente en lugares de climas extremosos.

Con los acontecimientos sísmicos recientes, valdría la pena reevaluar la planeación en el tipo de ciudades que hemos de tener en el futuro. En de verdad intentar mantener dicha armonía con el espacio, en una forma de respeto a lo que ya es, y en la práctica de la adaptabilidad. Esa característica que nos permitió sobrevivir como especie a lo largo del tiempo y que ahora nos enfrenta a las consecuencias de nuestra imposición y modificación del entorno que nos fue otorgado.

Foto: mxcity.mx
Foto: mxcity.mx

Un espacio que no es solo nuestro, es de todos los seres vivos con quienes cohabitamos este planeta. En sentido metafórico me atrevo a decir que es tener un concepto carente de dimensiones, el cual se habría de permear en el colectivismo sobre lo que significa verdaderamente coexistir. ¿Es ser depredadores del ambiente? ¿O es ser seres adaptables que utilizan los recursos que ya existen en la naturaleza y subsisten?

La adaptación nos ha permitido trascender, y el no volver a ella nos ha de impedir el permanecer por más generaciones.

Hay una frase popular, comenta Senosiaian, que cuenta que solo los gatos esconden sus desechos bajo la tierra. Quizás si se hubieran querido enterrar más de la mitad de las nociones de la construcción tradicional, hoy nuestra situación urbana sería distinta.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Deborah López

Licenciada en Negocios Internacionales por la Universidad Anáhuac. Estudiante de Maestría en Responsabilidad Social. Ha participado en proyectos sociales de AIESEC en Brasil sobre conciencia medioambiental. Es activista y voluntaria en asociaciones como Animal Heroes y Slow Food Movement. Le interesan los temas de sustentabilidad, comercio justo y medio ambiente. Se considera la oveja orgánica de su familia y cree firmemente que a través de la acción social conjugada se lograrán cambios significativos y de impacto para el desarrollo sostenible en México.

Te puede interesar

#Opinóloga

El extraordinario placer del vacío, el silencio y la luz

Comparte en WhatsApp En la inmensidad de megalópolis como la Ciudad de México, donde los ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>