El principio del tiempo / Opinólogía / Y para los migrantes, ¿qué?

Y para los migrantes, ¿qué?

Por: Paulina Mancebo



Imagina por un momento que te encuentras en una ciudad con un idioma y clima diferentes, tienes un color de piel diferente, la gente te mira y sabe que no perteneces a ese lugar, pero haces hasta lo imposible por integrarte, por pasar desapercibido. Desde que cierras la puerta de tu casa, pasas por múltiples situaciones que te ponen en desventaja, el Gobierno no te acepta, la sociedad te mira con desconfianza, no eres igual.

Esta situación sucede a millones de personas en el mundo: los migrantes.

Fuente: mundo.sputniknews.com
Fuente: mundo.sputniknews.com

México no es muy diferente a Estados Unidos o a Europa frente al fenómeno migratorio, la sociedad es esencialmente clasista, racista y xenófoba, mientras que el gobierno a cada oportunidad que puede recuerda que los migrantes y los nacionales, son personas, pero no iguales.

La migración es un fenómeno que atraviesa a toda nuestra sociedad, es muy sencillo, todos hemos tenido contacto con el fenómeno migratorio. Sin embargo, tener contacto o no con ello formó ideas sociales que no son del todo correctas y que, sobre todo, éstas contagian el diseño e implementación del quehacer gubernamental.

Un problema fundamental es que México no se asume como un país que expulsa migrantes, que recibe migrantes, en el que transitan migrantes y al que regresan migrantes. Cuestión que afecta la integralidad de cualquier programa que ayude a los migrantes, su integración y reintegración.

Por ejemplo, México es el país de la OCDE con menor población extranjera, y de los países de la OEA es el lugar número 25 de 29. México tiene alrededor de un millón de personas extranjeras en su territorio, pero cerca de 600 mil son binacionales mexicoamericanos.

Este bajo número es congruente con normas migratorias que dificultan el asentamiento regular en el país y el emprendedurismo, entre otros, aunado a una sociedad que no confía en los migrantes. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Migración de la UNAM, en una escala del uno al diez, los mexicanos confiamos más en canadienses (6.6), estadounidenses (6.5) y españoles (6.4), que en colombianos (5.9), hondureños (5.8) y salvadoreños (5.5), por citar algunos países.

Y así, podemos continuar con una serie de datos sobre el retorno, el tránsito o la emigración de mexicanos, donde encontramos disparidades importantes entre la aspiración de la política que corresponde y la realidad social que enfrentan los migrantes.

El pasado 20 de mayo se realizó el segundo debate entre candidatos a la presidencia donde se preveía a la migración y la política exterior como dos de los principales tópicos de la discusión. Claramente ninguno de los candidatos decidió tener un posicionamiento real sobre la migración; aquí un resumen:

  • Anaya: Defender los derechos humanos y laborales de las personas migrantes mexicanas, así como empoderar a las comunidades de origen mexicano. Sin sorpresas, lo que ya se hace, lo seguirá haciendo.
  • López: instalar la sede del INM en Tijuana, acuerdos regionales para el desarrollo, desarrollo de comunidades expulsoras, una nueva política migratoria. Nada concreto. INM en Tijuana, ¿en serio?
  • Meade: inversión en infraestructura fronteriza para fortalecer la interacción entre México y Estados Unidos. Para tener experiencia como canciller es una muy pobre propuesta y se muestra poco comprometido con el tema.
  • Rodríguez: fortalecimiento de la imagen internacional de México en el mundo. ¿Esto es migración?

Horas de lugares comunes, cero empatía con las personas migrantes, sus vidas, su integridad. No hablaron del retorno, la pobreza, la exclusión, la binacionalidad y nadie siquiera se comprometió a dejar de seguir haciendo la tarea de contención migratoria para Estados Unidos.

Podría señalar detalladamente en cuántos puntos estoy en desacuerdo, pero basta recordar que ante las preguntas claras de los ciudadanos sólo tuvimos descripciones y discusiones.

En conclusión, una cosa es clara: para los cuatro candidatos la migración no importa, para ese cuarteto solo son votos, no son personas.

Dicho de otro modo, el problema no va a cambiar mientras continuemos mostrando discriminación y xenofobia.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Paulina Mancebo

Economista del IPN y Maestra en Gobierno y Asuntos Públicos por la FLACSO-México. Desde el año 2016 colabora en la Conferencia Interamericana de Seguridad Social y la Directora de Análisis Prospectivo de Seguridad Social. Cuenta con más de 10 años de experiencia en áreas como la transparencia, rendición de cuentas, planeación gubernamental, calidad de gobierno, migración y género. Ha colaborado en distintas instancias públicas como la Asamblea Legislativa del D.F., el INAI, el PNUD, el Insyde A.C., la SENER y la SEGOB.

Te puede interesar

#Opinóloga

Nuestra incipiente democracia

Comparte en WhatsApp El pasado triunfo electoral ha provocado una ola de emociones y acciones ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>