El principio del tiempo / Opinólogía / ¿Y si el Brexit fuera la verdadera anomalía?

¿Y si el Brexit fuera la verdadera anomalía?

Por: Arturo Magaña Duplancher



Se plantea por doquier, con mayor o menor profundidad analítica, que como afirmaba Marx un nuevo fantasma recorre Europa: ya no el del comunismo sino el de la ultraderecha populista. Sin lugar a dudas, es una nueva fuerza política que en distintos países empieza no sólo a ser tremendamente competitiva sino a amenazar con gran eficacia al status quo. Con todo, y aquí si con enorme ligereza, se sugiere que se trata de una tendencia política imparable que terminará por conquistar al continente entero desintegrando a la Unión Europea, traicionando para siempre los principios razonablemente ibertarios que tanto en materia comercial como de inmigración le dieron sustento y efectuando una transformación de fondo de los sistemas políticos hacia la irrefrenable demagogia, el nativismo y el eventual desmantelamiento de las instituciones de la democracia representativa. La elección en Estados Unidos y sus lecciones, equiparadas igualmente con escaso rigor teórico a las del referéndum británico para separarse de la Unión Europea, alimentan la tentación -muy en la tradición de los seguidores de Francis Fukuyama- de hacer ver esto con un proceso transnacional, concertado e irreversible. Es el fin de Occidente, dicen algunos, mientras otros consideran que hay una nueva era en puerta.

FOTO: media.gettyimages.com
FOTO: media.gettyimages.com

Sin embargo, poco a poco se acumula evidencia suficiente de lo contrario. Es decir, del carácter infinifitamente menos contundente de la supuesta ola populista, xenófoba y euroescéptica en los países miembros de la UE. En su momento, los adoradores de las grandes generalizaciones, descalificaron el triunfo sobre los neonazis del socialdemócrata Alexander van der Bellen en las elecciones presidenciales austriacas del año pasado. Subrayaron que la elección del jefe de Estado era poco importante y que había que esperar a las primeras elecciones parlamentarias importantes del año para atestiguar el peso específico de la ultraderecha. La semana pasada tuvieron lugar las elecciones generales en los Países Bajos luego de especulaciones, sondeos y prospectivas dándole el triunfo a Geert Wilders, el líder islamófobo y antieuropeo, sobre el resto de los 28 partidos participantes. Wilders no sólo quedó en segundo lugar, muy lejos del primer lugar obtenido por el actual Primer Ministro, sino que obtuvo solamente 20 de 150 representantes en el Parlamento, 5 más que en la elección de 2012 pero 4 menos que en la de 2010. ¿Donde quedó el efecto del Brexit y de la elección de Trump en Estados Unidos? Quizá esté ahí pero sea justamente el opuesto. No pocos ciudadanos neerlandeses comentaron a la prensa local, en las vísperas de las elecciones, que el caos y la incertidumbre con la que asocian los primeros días de la administración Trump y las primeras decisiones y proyecciones sobre el Brexit los disuadió de un voto por el radicalismo. No faltan recientes artículos como el de Pierpaolo Barbieri en Foreign Affairs que hablan de un efecto dominó pero a la inversa – justificando por ejemplo el creciente aumento de opiniones favorables a la integración europea en la medición más reciente del Eurobarómetro– o bien el de Uri Friedman en The Atlantic que argumenta que esta supuesta ola populista no es otra cosa que el resultado temporal y pasajero de una enorme fragmentación política. En efecto, Friedman pregunta si no estaríamos hablando de otra cosa si un pequeño porcentaje de votos en el Reino Unido hubieran decidido por el Bremain. En todo caso, advierten, es que el dato más concluyente de los últimos procesos políticos y electorales en el continente es la crisis de la democracia representativa y no tanto el supuesto empoderamiento populista.

En Francia y Alemania, por ejemplo, donde se celebrarán elecciones generales en abril y septiembre próximos, la opción populista es una más entre muchas otras y todo parece indicar que no conseguirán llegar al gobierno. En Francia, Le Pen perderá con seguridad en una segunda vuelta con cualquiera de las combinaciones de finalistas imaginadas hasta ahora y en Alemania, la pelea está entre el socialismo -encabezado ni más ni menos que por un expresidente del Parlamento Europeo y la Canciler Merkel con un extremismo cada vez más impopular y crecientemente marginal en términos electorales. En estas condiciones, y pensando que hay una importante sensación entre los países fundadores de la Unión Europea alrededor de una pérdida relativa de poder, influencia y soft-power en caso de reivindicar electoralmente opciones anti-europeístas, el Brexit podría terminar siendo la verdadera anomalía y la UE estaría acercándose a la celebración de los 60 años de la suscripción de los Tratados de Roma en condiciones mucho mejores de las que imaginábamos. Wilders pagó en las urnas su apoyo a Trump, Le Pen pagará el que ha dado a ambos y el Brexit hará pagar al Reino Unido los altos costos del nacionalismo y el nativismo. Nada mal para un proyecto de integración que nació en crisis y que, luego de sesenta años de inconmensurables desafíos, tiene una oportunidad de oro para fortalecerse.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Arturo Magaña Duplancher

Licenciado en Relaciones Internacionales por El Colegio de México y maestro en la misma disciplina por la Universidad de Leiden y el Instituto Neerlandés para las Relaciones Internacionales de los Países Bajos. Se ha desempeñado profesionalmente en ambas Cámaras del Congreso de la Unión como secretario técnico, asesor e investigador en materia de política exterior y relaciones internacionales del Congreso. Es miembro asociado del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, profesor universitario, columnista y comentarista habitual en medios de comunicación.

Te puede interesar

FOTO: El Comercio Perú

Piden datos a Facebook sobre actividad rusa online y Brexit

Comparte en WhatsAppLondres, 24 Oct (AP) — Legisladores británicos solicitaron información a Facebook acerca de actividades ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>