El principio del tiempo / Opinólogía / ¿Y si promovemos una verdadera izquierda en México?

¿Y si promovemos una verdadera izquierda en México?

Por: Emma Rubio



¿Dónde está la izquierda? ¿Qué la define? ¿Cuáles son sus luchas? ¿A qué se parece su historia? ¿Cuáles son sus luchas más célebres? ¿ Cuáles son sus fracasos, sus límites, sus zonas más oscuras? El socialismo, estalinismo, comunismo, trotskismo, maoísmo, marxismo-leninismo, el social-liberalismo, el bolchevismo todos estos ismos forman parte de ella pero ¿qué tienen en común? En “teoría” el deseo de no tolerar la pobreza, la miseria, la injusticia, la explotación de la mayoría por un puñado de poderosos. En la práctica, no ha sido mas que la historia de una pulsión de vida y una pulsión de muerte.

¿Qué es el espíritu de izquierda y dónde está? Si la juzgamos por sus logros, en algunos países como Francia podemos decir que gestó una igualdad jurídica, fraternidad social, libertades ampliadas. Todas estas han sido derivadas de las conquistas usando la fuerza y la potencia del genio colérico de la revolución. Esto que Onfray menciona como “mística de izquierda” una fuerza que conforma el ser que surge del interior de uno mismo o no, y que adherimos o no a nuestro modo de habitar el mundo.

Foto: llnyc.com
Foto: llnyc.com

Quisiera pensar que estamos en tiempos adecuados para apelar a una izquierda nietzscheana, en efecto, han leído bien y sé que el vulgo ha identificado más al pensador de Así hablaba Zaratustra con el pensamiento de derecha, pues el “ario puro” es la encarnación de Zaratustra para muchos incultos que se han creído sin juicio alguno la falsificación que hizo su hermana nazi a los textos del filósofo. Basta con leer la obra para comprobar que resulta imposible que haya un acercamiento si quiera con el nacionalsocialismo.

La historiografía ha guardado silencio con respecto a la existencia de un nietzscheanismo de izquierda. Si leemos desde el inicio El nacimiento de la tragedia, Humano demasiado humano o Aurora confirmaremos la posición filosófica de izquierda la cual no ha sido tomada en cuenta. Vemos claramente la crítica radical del ideal ascético judeocristiano, ataques contra la iglesia católica y promover la alegría del libre pensamiento anticlerical; vemos la crítica del trabajo en su esencia, como modo de disciplinar los instintos de libertad consustanciales a la humanidad, la crítica a la familia y del prejuicio monógamo y su lógica de la procreación. Incluso también ya vemos en su obra la crítica a la sociedad de consumo anunciando la fetichización que hoy enfrentamos y la religiosidad del objeto para el deleite de los militantes del crecimiento económico.

Encontraremos la gran crítica al Estado y el elogio de la potencia de los individuos, para avivar la tradición individualista de la izquierda libertaria; la crítica del nacionalismo, para lograr los sufragios internacionalistas; la crítica al capitalismo, del liberalismo, de la burguesía, la crítica del enriquecimiento por medio del capital y de la incitación a nacionalizar los sectores capaces de generar rápidos y grandes beneficios en perjuicio de la seguridad pública y de los pobres.

Algunos países han aplicado dicha corriente nietzscheana de izquierda, Gystrow en Alemania, Eugêne de Roberty en Rusia, Bracke-Desrousseaux en Francia. En 1902 en Ginebra, el representante socialista se basó en Así hablaba Zaratustra para ensalzar la aristocratización de las masas y la unión del proletariado con lo sobre humano. Estoy hablando de una primera generación previa a la Primera Guerra Mundial que transformó a Nietzsche en superalemán, la segunda generación limpio al filósofo de toda sospecha de tal carnicería. El Colegio de Sociología retornó al filósofo lo indagó para comprender la época y luchar contra los fascismos europeos, hablo de Roger Caillois, Michel Leiris, George Bataille quienes repararon a Nietzsche después de la Segunda Guerra Mundial posteriormente a Deleuze le debemos una gran obra sobre el autor.

Sin duda se requieren fórmulas para estructurar hoy día la lógica de izquierda nietzscheana yo estoy a favor de las formas libertarias, lamentablemente en la historia de las ideas políticas se considera de escaso valor la tradición de izquierda libertaria, también en eso debemos darle una sacudida a la historiografía que ha petrificado la historia de la anarquía en una serie de clichés que merecen superarse. La cronología, nombres importantes, obras, hechos, gestos, anécdotas, posturas heroicas todo ello apesta a catecismo. William Godwin, como padre fundador, me parece que es un dato digno de replantearse, ¿Proudhon como inventor? Cierto es que su pensamiento va más allá pero también se queda atrás con su serie de contradicciones con el espíritu libertario su misoginia, antisemitismo, belicismo, deísmo, deja mucho que dudar. Nos han mencionado al gran Stirner cuyo texto El único y su propiedad fue el breviario de Mussolini y sin que el pobre texto pueda clamar el error de interpretación. Y así podría mencionar a toda esa historia del anarquismo en la que sin duda se requiere un hilo conductor.

Habrá que retomar la historia, volver a tomar las lecciones y reacomodarla a la luz de la práctica, por lo cual yo sugeriría que comenzáramos analizando las obras de Deleuze y Guattari, Foucault, Michel Hardt y Toni Negri, Jane Grave, Han Ryner, Lacaze-Duthiers para comenzar.

Todos ellos tienen en su pensamiento una ontología de la igualdad donde el resultado sería quizá terminar con la realidad miserable, reconquistando una izquierda muerta por la renuncia a las ideas substanciales por haberse vendido ventajosamente al mejor postor dispuesto a permitirle disfrutar una vez más de los palacios presidenciales o de la prebendas del poder. Les invito a que se echen un diálogo con los autores mencionados, que se hagan muy amigos de Nietzsche, pues les aseguro que encontraran ideas que nos permitirán resolver los problemas contemporáneos que enfrenta la izquierda en México en los campos de lo ético, político y económico.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Emma Rubio

Nacida en la CDMX pero hace años que no la habita. Filósofa de formación con especialidad en Hermenéutica. Maestría en Educación especializada en Teoría crítica. Es amante de la música clásica y del heavy metal así como gran admiradora del arte en general. Lleva más de 14 años impartiendo diversos cursos y tratando de transformar vidas comenzando con la propia. Su trabajo más trascendente ha sido: Existir.

Te puede interesar

#Opinóloga

El filósofo, especie en extinción

Comparte en WhatsApp Mucha ternura me han causado mis pequeños alumnos de primer semestre de ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>