El principio del tiempo / Opinólogía / Ya nos cargó el chayote

Ya nos cargó el chayote

Por: Omar García Velásquez



Este martes la Cámara de Diputados aprobó con 205 votos a favor, 168 en contra y 0 abstenciones la Ley General de Comunicación Social, misma que era rechazada por diversas organizaciones de la sociedad civil, pues estas apuntaban que la intención que esta tiene es la de legalizar las ya de por sí tan acostumbradas prácticas que socaban nuestra democracia en materia de medios de comunicación.

Foto: sintesis.mx
Foto: sintesis.mx

Una vez aprobada en la Cámara de Diputados, pasará al Senado para su revisión, misma que de aprobarse en esta instancia, entrará en vigor el 1 de enero de 2019. El control de la información en los medios de comunicación ha sido una práctica recurrente por parte del gobierno en México. Además, los grandes medios como la televisión, la radio y la prensa, convertidos en socios y cómplices, suelen prestarse a dicho control, mismo que no es gratuito, sino que se aseguran de esta manera la hegemonía frente a los demás medios que buscan poner en la agenda pública los problemas que las autoridades omiten.

De esta manera, los funcionarios públicos gastan ingentes recursos del erario para controlar la información que se emite a la opinión pública y se despejan el camino para difundir más que los logros en sus administraciones, su imagen, pues al mismo tiempo esto ha contribuido a convertir la política en un ente mediático basado en likes y el raiting; no por otra razón, Jenaro Villamil, tituló uno de sus libros: La caída del telepresidente, haciendo alusión a que Peña Nieto llegó a la presidencia gracias al poder de la Televisión y de los grandes medios, cuya propaganda anticipada de su imagen fue pagada con recursos públicos.

Dichos gastos en publicidad oficial han sido tan excesivos que incluso en los medios internacionales como el The New York Times, veíamos titulares como Con su enorme presupuesto de publicidad, el gobierno mexicano controla los medios de comunicación, que advertían acerca de los gastos que el gobierno federal hacía en compra y control de medios para difundir supuestos logros.

A pesar del control que el gobierno ejerce y de la enorme publicidad a la que se destinaron millones de dólares en la presente administración, las redes sociales se les estaban saliendo de las manos, de ahí que el gobierno federal pasara a hacerse la víctima y no dejara pasar oportunidad para lloriquear acerca del bullying que la sociedad le hace al gobierno en las redes sociales. De dicho lloriqueo hemos visto nacer varios sloganes del actual mandatario, por ejemplo, ustedes en mi lugar, qué habrían hecho y el más reciente: lo bueno casi no se cuenta, pero cuenta mucho.

Todas estas cosas juntas propiciaron la aprobación de la ley mencionada que, para colmo de escarnios, muchos de los artículos de los 39 que tiene en total, son demasiado ambiguos y no demuestran otra cosa que darle legalidad a las viejas prácticas y hábitos que la sociedad repudia de sus gobernantes. Por ejemplo, el Artículo 9 que en una parte señala: no se puede entender como comunicación social los mensajes que tengan como “finalidad” difundir la imagen de un servidor público es tan ambigua que cualquiera podría utilizar dicha propaganda arguyendo en la letra otra finalidad, pero en la práctica la promoción tal cual, de ahí que se confirme que las autoridades controlan la información y los medias más que difundir logros, para difundir su imagen.

Pero el problema más grave es que dicha regulación en lugar de equilibrar la emisión de la información de manera plural y democrática, favorecería la hegemonía de los medios de siempre; aquellos que durante las últimas décadas han sido más que medios independientes y gendarmes de la democracia, voceros del poder cuyos líderes de opinión, le dictan a la sociedad lo que debe saber y pensar de la vida internacional, nacional y local.

A la saga quedarán nuevamente los medios de comunicación que en los últimos años vienen librando la batalla por “contar lo que el gobierno no quiere que se cuente, y que en verdad cuenta mucho”. En contraste al beneficio que los grandes medios chayoteros tendrán, está el riesgo que se agigantará sobre quienes no se alinean, de cuyas filas hemos visto la mayoría de bajas en esta cruzada contra la democratización de la información que se traducen en periodistas asesinados y agredidos a lo largo y ancho del territorio nacional por atreverse a poner sobre la mesa la corrupción, la inseguridad y todos los demás males que por más que se esfuercen en ocultarlos ahí están golpeando la vida del país.

A pesar de que fue aprobada ayer en la Cámara de Diputados y que de ser aprobada por el Senado esta entraría en vigor el primer día del próximo año, ya podemos ver al día siguiente de lo que se trata, pues la mayoría de titulares en los grandes medios hablan exclusivamente de la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de laFederación sobre la candidatura de ‘El Bronco’ y no sobre la Ley General de Comunicación Social. En pocas palabras, para muestra un botón.

La Ley General de Comunicación Social augura una etapa donde los políticos se cubren de un manto legal para continuar actuando a sus anchas y beneficiándose del erario público, pero al mismo tiempo parece que con el cinismo que les caracteriza le envían a la sociedad el mensaje siniestro de que no les importa que se la cargue el chayote.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de CENCOS

El Centro Nacional de Comunicación Social, A. C., Cencos, es una asociación civil fundada en 1964 por José Alvarez Icaza y Luzma Longoria. Un espacio de reivindicación de justicia social para visibilizar a aquellos sectores de la población que no tienen a su alcance a los grandes medios de comunicación o las herramientas suficientes para transmitir sus mensajes.

Te puede interesar

FOTO: Especial

Organizaciones de defensa de DH preocupadas por la integración de Mancera al Senado

Comparte en WhatsAppCiudad de México, 14 Ago (Agencias) – Tras la petición de la Organización ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>